Foro Interpretativo del anime One Piece
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Navegación
;
Últimos temas
» Creación de Tripulación / Banda / Escuadrón
Dom Abr 15, 2012 7:25 am por Jymora

» Fortfast D. Zaraz
Dom Abr 15, 2012 7:23 am por Jymora

» [Importante] Lider de la Armada Revolucionaria
Dom Abr 15, 2012 7:21 am por Jymora

» Petición de narrador
Dom Abr 15, 2012 7:19 am por Jymora

» Tipo: Zoan
Dom Abr 15, 2012 7:18 am por Jymora

» presentacion
Dom Abr 15, 2012 7:13 am por Jymora

» ¿Más de un pj?
Dom Abr 15, 2012 7:12 am por Jymora

» Banda pirata: Raijinshuu.
Dom Abr 15, 2012 7:05 am por Jymora

» Habilidades de Ragamaly
Dom Abr 15, 2012 7:03 am por Jymora

Mejores posteadores
Narrador
 
Zaraz
 
nazgull
 
Onimura Beckman
 
Ishigetsu
 
Ragamaly
 
Melody
 
Jack
 
Jansen
 
Nefaru
 
Estadísticas
Tenemos 53 miembros registrados.
El último usuario registrado es Jymora

Nuestros miembros han publicado un total de 756 mensajes en 170 argumentos.
Afiliados

Comparte | 
 

 Ficha de Frederick

Ir abajo 
AutorMensaje
Frederick
Nuevo user
avatar

Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Ficha de Frederick   Sáb Oct 03, 2009 2:57 pm

Hoja de Personaje



.:Datos básicos:.

Nombre: Setsuko Hirase (Se hace llamar Frederick por todos ocultando su origen pobre)

Raza: Humano

Edad: 19

Afiliación: Pirata

Sexo: Masculino

Profesión: Espadachín

Cargo: Rango 10

Recursos económicos: Pocos tirando a escasos.

Fruta del diablo: Suke-Suke

Efectos: Suke Es parte de la palabra Sukero, Que significa "Ser transparente" o "invisible". También se refiere a la palabra Sukebe, que significa "Pervertido"): Permite a quien la coma volverse invisible y volver invisible cualquier objeto que toca.

Debilidades: Los usuarios de Frutas Paramecia son los más fáciles de pelear, a pesar de que sus habilidades les dan cierta ventaja, sus ataques son muy predecibles ya que sus habilidades son mostradas a su máximo potencial en un periodo muy corto de tiempo. A pesar de ello, algunos usuarios de las paramecia pueden recurrir a la inventiva o al entrenamiento para potenciar los poderes que les dan las frutas.


<------------------------------------>


.:Datos Personales:.

Descripción física: Frederick es un muchacho bastante alto para su edad, como se podría esperar de un espadachín su figura es esbelta con unas espaldas anchas para poder moverse con facilidad. Sus piernas son fuertes y alargadas dotándole de una gran agilidad. Sus ojos son de un marrón oscuro casí negro que expresan con facilidad lo que este joven piensa. Cuando se enfada se vuelven si cabe más oscuros dotándole de un aura maléfica. Sus cabellos son de una longitud media y siempre los lleva despeinados como si acabase de levantarse de una siesta matutina. De vez en cuando se lo ata con una cinta, generalmente para combatir o entrenar. Sus manos tienen unos dedos alargados y elegantes, perfectos para empuñar una espada. Los brazos estan acordes con su profesión siendo fuertes para levantar el peso de su arma. Siempre lleva una sonrisa en la cara aunque en combate su expresión se torna fría ante la adversidad. Un rasgo característico de él es una especie de tatuaje con forma de llama en el hombro derecho. Acostumbra a vestir ropajes oscuros y cómodos para evitar molestias a la hora de combatir. Una prenda de la que no se separa nunca es su gorro de vaquero negro, lo lleva casí por costumbre y sus compañeros creen que hasta duerme con él.

Descripción psicológica: Sin conocer a Frederick se podría decir que es una persona bastante afable y simpática que gusta de ayudar a los demás. Vamos, que se hace querer con facilidad. Es muy bromista y siempre tiene en boca algún mote o expresión para divertir a sus compañeros. Con las mujeres se comporta como un verdadero galán, las adula con bellos comentarios y no se muestra en ningún caso lanzado. Es muy especial con el combate, le apasiona entrenar y practicar con la espada. En cambio para otras tareas se vuelve bastante vago, si no esta bromeando o entrenando de seguro estará durmiendo en algún lugar apartado. Lo que pocos conocen de él es su otra fachada, llegado a su límite Frederick se transforma totalmente, se vuelve despiadado y cruel llegando a hacer cualquier cosa por su propio beneficio. Esto, gracias a Dios solo ocurre cuando se encuentra en una situación de verdadero límite y pierde el control de si mismo.

Gustos: Las mujeres, dormir, bromear con los amigos, entrenar con la espada, ¿dije ya dormir?, un poco la música, comer y dormir de nuevo.

Habilidades: Suke hitsuyōn (Sable invisible): Empleando mi "maravillosa" fruta convierto mi espada en invisible por un poco tiempo pudiendo sorprender a mis enemigos golpeando desde la invisibilidad.

Cualidades:
Fuerza: Superior
Resistencia: Neutro
Agilidad: Superior (Profesión)
Precisión: Neutro
Carisma: Superior
Inteligencia: Superior
Percepción: Inferior
Fuerza de Voluntad: Inferior

Sueños o Metas: Crear un estilo de combate con espada único e imparable.

Equipamiento:
-Una katana regalo de su maestro llamada Damascus Uchigatana
-Un anillo regalo de su hermana con una llama grabada.

Historia: Frederick nació en una pequeña aldea situada en una de las islas más pobres de la región. Desde pequeño y tras la muerte de su madre tuvo que hacerse cargo de su familia buscándose la vida en las calles, pronto aprendió a robar para sobrevivir, todos los días marchaba al mercado para coger algo de comida a los pescaderos y comerciantes. Siendo el mayor de todos no podía llevar comida suficiente y poco a poco sus hermanos comenzaron a morir de hambre. Cuando contaba con 7 años tan solo quedaban él y su hermana Ayame. Vivían en el muelle y juntos robaban para vivir, la vida era dura para ambos pero teniéndose uno al lado del otro aguantaban cualquier penalidad. Un día mientras Frederick robaba a un comerciante de verduras Ayame robó a un rico del pueblo. Cuando se reunieron Ayame le regaló lo que había obtenido, un anillo de una familia noble, una llama brillaba en él lanzando destellos carmesies a los hermanos. Asombrado por el regalo Frederick marchó de nuevo al mercado con tal de robar algo para compensar a su hermana. Ayame quedó sola en el muelle, cuando volvió con su nuevo botín Frederick vió como su hermana era asesinada por un vulgar matón armado con una katana. Detrás de él estaba el rico del mercado al que su hermana había robado. Ambos se ensañaron con su cadaver y Frederick consternado observó todo el espectáculo rezando para que no se diesen cuenta de su presencia.
Pero si por algo se caracteriza Frederick no es por su suerte, el rico negociante se giró y vió el bello anillo en su dedo. Con un grito ordenó al matón que le matara, el matón divertido por enfrentarse a un chiquillo comenzó a jugar con él ocasionándole varios cortes en las piernas mientras el comerciante reía ante la escena. Pronto Frederick estuvo tirado de rodillas en el suelo esperando a su muerte, pero esta no llegó. Levantando la vista sorprendido observó como el matón caía al suelo ensartado por una espada. Sin pensar en lo que había ocurrido y dejándose llevar por una ciega rabía el chico cogió la espada del ya fallecido matón y se lanzó contra el horrorizado comerciante. Primero le cortó los brazos uno a uno y después de ello las piernas con velocidad, espero a que su víctima suplicase clemencia para cortarle en el pecho a cada lamento. Para él no existía nada más que ocasionarle dolor a aquel sucio y bastardo hombre. Cuando acabó su tortura se giró para ver a su salvador, se trataba de un hombre entrado en años vestido con un kimono rosa. Observaba al chico sin creer lo que acababa de presenciar. Frederick cayó entonces en la cuenta de lo que había hecho, roto por el dolor de haber perdido a la única persona que quería y horrorizado por que lo que acababa de hacer le hubiese gustado, se echó a llorar. El hombre sacado de su asombro se acercó a él y lo tomó en sus brazos, lo llevó con él a su casa. Pasaron los días y Frederick se sumió en un absoluto silencio, el hombre decidió hablar entonces él solo. Se llamaba Onishi y era un viejo espadachín ya retirado, en su juventud se había enrolado en una tripulación de piratas con tal de cumplir su sueño de la juventud. Quería crear un estilo de combate único que maravillase y cambiase el mundo de la esgrima. Frederick levantó entonces la vista asombrado, ante la reacción de su huesped procedió a contarle las historias que había vivido con su banda de piratas. Durante días su relación se baso en la de un cuentacuentos y su público. Pero un día Frederick le sorprendió preguntándole si podía instruirle en el manejo de la espada. El maestro asintió con una sonrisa, veía en él a un joven con un gran potencial que tan solo había sufrido mucho. El trágico accidente de su hermana dejó secuelas en Frederick que a lo largo de los años aprendió el dominio de la espada. Cuando contaba con 19 años su maestro le regaló la que había sido su espada de entrenamientos. Le dijo que no tenía nada más que enseñarle, Frederick agradecido por su trato juró cumplir el sueño de su maestro, crearía el mejor estilo de esgrima, y volvería para enseñárselo a él.
En pocos días el joven se hizo a la mar dejando su isla natal con todos los ahorros que había logrado reunir en 4 años de duro trabajo, en poco tiempo llegó a una isla comercial donde acudían las mercancias más raras de la región. Lamentablemente fue engañado por un mercader que le hizo pagar todo su dinero por una dichosa fruta que él decía estar maldita. Frederick se la comió y volvió a la posada donde residía temporalmente. Allí esperó durante días a que los mágicos poderes hiciesen efecto, pero nada sucedió. Enfurecido por el engaño volvió a reprender al comerciante con una gran paliza pero cuando iba a golpearle este desapareció delante de sus narices. Sorprendido echó mano de su espada pero esta también desapareció, asombrado por los acontecimientos y haciéndose una idea de lo que ocurría se tocó a si mismo y se volvió invisible. Sorprendido volvió a tocarse a si mismo y a su espada, intento dar con el comerciante invisible pero no lo encontró. El hombre pasaría sus días siendo invisible hasta que Frederick volviese a tcoarle de nuevo. Guardó este episodio de su corta vida en secreto con miedo de que alguien pudiese reprenderle por lo que le hizo al comerciante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Ficha de Frederick
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ficha Centro Asturiano de Oviedo
» Ficha con el dios Mercurio
» Ficha Catequesis Parroquial - s. XX
» Ayuda con esta Moneda, Ficha, medalla....
» peseta inédita o ficha de casino?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
One Piece Legends :: General :: Ficha de Personaje-
Cambiar a: